-Organizadores buscan contribuir para acatar las medidas sanitarias por COVID-19


-Fieles podrán seguir viacrucis por la radio y en página de Facebook Procesión del Silencio Zamora


El comité organizador de la Procesión del Silencio en Zamora, en su edición 62, anunció que tomó la decisión de no realizar el próximo viernes santo 2 de abril en esta ciudad el magno evento católico que congrega a más de 30 mil católicos.
La determinación de cancelar fue con motivo de garantizar y contribuir a que se sigan las medidas sanitarias contra el COVID-19, según dieron a conocer Jorge Hernández Álvarez, presidente y José Luís Garibay García, secretario, ambos del comité organizador de la Procesión del Silencio.
Cabe mencionar que la Procesión del Silencio en Zamora es un evento católico que concentra a gente no solamente de este municipio, también asisten hombres de los municipios y estados circunvecinos y de otras partes del país, además provenientes de los Estados Unidos que regresan a su terruño o que andan de vacaciones.
“Sin embargo, aunque la procesión no la realizaremos físicamente, si la haremos espiritualmente el viernes 2 de abril mediante la transmisión por radio en esta ciudad (La Zamorana) así también estará disponible en nuestra página de Facebook Procesión del Silencio Zamora a partir de las 12 del día citado”, resaltaron.
Los organizadores informaron que esta transmisión del viacrucis contará con la participación del Obispo de Zamora, Javier Navarro Rodríguez, así como sacerdotes salesianos y de la Diócesis de Zamora, en esta ocasión se resaltará pedir por los temas de salud, seguridad y economía de la ciudad.
“Invitamos a los fieles católicos de esta ciudad, de otras partes del estado y país, así como de Estados Unidos, para que estén atentos y sigan la transmisión el viernes 2 de abril a partir de las 12 horas. Juntos en oración contribuyamos a salir adelante de estos momentos complicados que estamos pasando”, finalizaron.
Es importante recordar que la Procesión del Silencio en Zamora la inició en el año 1959 el presbítero Isauro Pedraza con el respaldo de Don Luís Hernández Barrera, recientemente fallecido, entonces con 20 hombres marchando y gracias al apoyo que tiene este magno evento, en la última ocasión desfilaron poco más de 30 mil fieles, “en este momento tenemos un receso por la situación de la pandemia, pero es una tradición que sigue viva”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí