*Llegan a tardar hasta 3 años en ser adoptados, el problema se agudiza si son de raza grande

ZAMORA, MICH. – El racismo desde hace años es un problema que sufren las mascotas domesticas, una vez que llegan a los refugios pueden pasar años para que puedan ser adoptados por alguna persona o familia.
Hayde Alfaro corresponsal de Animal Heroes en Michoacán, lamentó esta situación, es difícil poder ubicar a los perros y gatos que se rescatan, incluso poderlos ubicar en refugios temporales, se han percatado con el paso de los años, que pasa el tiempo y ellos permanecen sin ser adoptados.
Cito cómo ejemplo el refugio Cambiando Huellas, quién cuenta con 4 perros de color negro, desde hace tres años y estos no han podido ser ubicados en algún hogar.
“El racismo también se da en animales, los quieren de raza, no criollos, se ha creado una cultura y comienzan adoptarlos, aunque no sean de raza, pero cuando se trata de perros negros, prevalece el problema. Es común escuchar es que lo quiero de otro color, no se si tengas uno blanco o beige, siempre son los últimos que quedan para adopción”.
A esto se suma que cuando son razas grandes, es aún más problemático que los adopten, por la falta de espacios en los hogares, es tanta su desventaja que una mascota de otro color y tamaño pequeño, son las más solicitadas, en un mes o un poco más ya sean adoptados, mientras que los de color duran años para ser elegidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí