Morelia, Michoacán, 17 de septiembre de 2019.- Ante la presencia de la Tormenta Tropical “Lorena” al sur de las costas de Guerrero y al pronóstico de lluvias fuertes a muy fuertes ocasionadas por este fenómeno, la Secretaría de Gobierno, invita a la población a mantenerse alerta sobre el desarrollo de las condiciones climatológicas.

Se esperan también, principalmente en zonas costeras, rachas de viento superiores a los 50 kilómetros por hora y oleaje de 1 a 3 metros de altura, asimismo, estas precipitaciones podrían generar posibles deslaves, aumento en los caudales de ríos y arroyos así como inundaciones en zonas bajas.

Ante este panorama, es preciso reiterar a la población, sobre todo a quienes habitan zonas de riesgo, en riberas, cerca de arroyos, ríos y demás cuerpos de agua a estar pendientes del aumento en los niveles y seguir en caso de ser necesario, las siguientes recomendaciones con la finalidad de evitar en la medida de lo posibles, afectaciones al patrimonio familiar, pero principalmente, a la integridad física de las y los michoacanos.

En zonas costeras:

• Procurar alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan ser afectados por las elevadas mareas y oleajes, que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.
• Evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje.
• En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrarle si se encuentra en las proximidades del mar.
• Dirigirse inmediatamente a las zonas seguras definidas por la autoridad (refugios temporales), en caso de ser necesario.

Durante el fenómeno:

• Extremar precauciones por viento con rachas superiores a 60 kilómetros por hora, torbellinos y/o tolvaneras poniendo especial atención a construcciones de material endeble, así como posibles afectaciones en espectaculares y tendido eléctrico.
• Extremar precauciones al caminar por espacios abiertos, ya que las ráfagas de viento pueden arrasar o convertir objetos en proyectiles
• Buscar refugio en casas y edificios de construcción sólida.
• Atender cualquier sonido producido por escombros en movimiento, tales como árboles derrumbándose o peñascos que chocan unos con otros.
• Mantenerse alerta por lodo y rocas sobre la carretera, grietas o deformaciones del pavimento, ya que éstos pueden indicar la presencia de un movimiento de ladera.
• En caso de peligro inminente, desalojar el área inmediatamente y no tratar de salvar pertenencias.
• Extremar precauciones al tránsito por brechas y caminos rurales, ante baja visibilidad, terreno resbaladizo, posibles deslaves de sierras o avenidas súbitas de agua con material de arrastre.
• No intentar cruzar cauces de ríos, arroyos, vados y zonas bajas porque puede ser arrastrado por el agua.
• Si hay riesgo de un deslave o rodamiento de piedras desaloje de inmediato.
• Revisar existencia de árboles y postes inclinados, avisar de inmediato a Protección Civil en caso de observar cualquier señal de inestabilidad.

Asimismo, se recuerda que para reportar cualquier situación de riesgo, accidente o desastre natural se dispone de la línea telefónica de emergencias 911. A

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí